El IFO (Intermediate Fuel Oil) es un combustible marino perteneciente al grupo de los fuels residuales utilizado por buquetanques en el mercado internacional.

La utilización de uno de estos combustibles viene normalmente dictaminada por los fabricantes y armadores cuya decisión se fundamenta en las economías de operación que ofrecen los equipos que manejan el combustible (buquetanques, calentadores, filtros, centrífugas, entre otros).

El IFO 380 es una mezcla de combustibles destilados y residuales, que generan un combustible intermedio, esta mezcla se realiza con el fin de disponer de un combustible que se adapte mejor a las necesidades de manipuleo, bombeo y viscosidad para una adecuada operación de los distintos equipos de combustión.

El IFO 380 se utiliza como combustible en calderas, motores estacionarios y grandes motores Diesel.